Tras un pequeño descanso en su ecuador, al… by @8chenter0

Tras un pequeño descanso en su ecuador, al fin he conseguido finalizar #DeathStranding, otra obra maestra de #HideoKojima. El director japonés vuelve a dejarnos cicatrices imborrables en nuestra memoria gamer. (HILO – ANÁLISIS)

No exento de errores y alejado de lo que podríamos considerar un juego redondo, #DeathStranding sacude los cimientos de un género tan explotado como son los sandbox. Visualmente de otra generación, con un estilo que premia cada detalle en el viaje, #Kojima marca un precedente.

El nivel de las interpretaciones y las capturas faciales dejan en vergüenza al resto de juegos de la presente generación, mostrando un cuidado a todos los niveles espectacular. Mención especial también para un doblaje en castellano de calidad, algo cada vez más habitual.

Y como no es un juego perfecto, los errores, (muchos a juicio personal), están presentes dentro de un juego que bien podría considerarse un experimento.

Tedioso por momentos, cinemáticas en ocasiones exageradamente largas, ritmo de la narrativa… Muchos dirán, que se trata del sello del autor, pero hablamos de la viveza de un producto audiovisual en el que se interactúa. No es bueno que se te caigan los párpados.

Acostumbrarse o aceptar algo de serie no creo que sea lo adecuado. Ni Sony sería menos Sony cediendo a cambiar el analógico izquierdo al lugar que ocupa la cruceta en su nuevo mando, ni #Kojima sería menos Kojima aferrando un poco más al jugador a la silla y menos a la almohada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *