“TAN CERCA”… by @OmegaAfrodita

“TAN CERCA” Protegidos por la Luna… como decía Sabina os dejo el segundo relato especial confinamiento en forma de hilo con el único objetivo de hacer más llevadera esta situación. Espero que os guste. 👇👇👇🖊️📝

El muro que les separaba era tan fino que Noelia podía oír desde la cama todo lo que hacía su vecino. La indiscreción de aquella pared le permitía saber si su misterioso compañero, del que apenas le separaban unos centímetros veía la televisión, dormía o tenía compañía femenina.

Pero solo aquella noche le escuchó llorar. Apoyada en la pared le oyó abrir la puerta del cuarto, sentarse en la cama y derrumbarse. Eran días extraños donde el confinamiento empezaba a pasar factura en el ánimo de todos, incluida ella. – ¿Estás bien? – se atrevió a decir

La pregunta sorprendió al vecino pues nunca habían tenido el mínimo contacto, no sabía como era, ni su edad, aunque por la fogosidad con sus amantes le suponía joven. Los dos dormitorios estaban pegados, pero las viviendas pertenecían a edificios diferentes, a calles diferentes.

Seguro que se habrían cruzado mil veces en el barrio. Pero ambos desconocían el aspecto de la persona que dormía al otro lado del muro. – Sí, estoy bien – respondió él, mientras se recomponía un poco – Siento que me hayas oído llorar – He tenido un bajón de ánimo nada más.

-Esto está siendo muy duro y echo de menos a los míos – confesó – No tienes que disculparte de nada, todos tenemos derecho a tener un momento de debilidad – dijo ella. Me llamo Noelia, encantada; Yo Daniel un placer. Me alegro por fin de saludarte después de sentirte al otro lado

¿Sabes? Continuó ella, siento como si te conociera. Conozco tus rutinas, la música que pones cuando estás alegre, la que te gusta escuchar si estás melancólico. Incluso la que le gusta a tu novia cuando viene a dormir. Os escucho por las noches. Me gusta cuando la haces disfrutar

Daniel se incorporó y apoyando la espalda en la pared sonrió por primera vez en días – No es mi novia – Es sólo una amiga… especial – dijo justificándose – Tú en cambio eres muy silenciosa. – Jajaja, si creo que soy menos pasional que tu amiga – respondió Noelia con cierto pudor

– Aunque yo también conozco cosas de ti – pasó él al ataque. Se que saltas en la cama con “I want to break free” de Queen cuando estás eufórica, que te metes en el baño con “Sexual Healing” de Ben Harper y que te gusta masturbarte con los videos @xconfessions de @erikalust

Noelia se revolvió al otro lado del muro, algo incomoda porque su vecino la escuchara en sus momentos íntimos, pero con un punto de excitación porque sabía que aquello habría despertado la imaginación de Daniel – A mi también me gusta ese porno – confesó él.

De hecho, esto me recuerda a uno de sus videos. Aquel en que dos amantes tienen sexo por conferencia, y ella reconoce que lo virtual empieza a gustarle más que el sexo natural. Y antes de que Noelia pudiera responder, escuchó al otro lado del muro el sonido de llamada de Skype

El video que Daniel acababa de poner se oía con nitidez y sintió como los protagonistas se provocaban cada uno a un lado del ordenador. Y como el juego subía y los gemidos comenzaban a llegar desde el otro lado del cabecero de su cama. Y Noelia comenzó a imaginar a su vecino.

Empezó a excitarse mientras su mano bajaba por sus muslos hasta llegar a su sexo imaginando como estaría él. Y Daniel se bajó el pantalón para liberar su excitación mientras pensaba en el cuerpo de aquella voz joven que le devolvía la pared imaginándola medio desnuda

– Me gustaría que estuvieras aquí – dijo él con la voz entrecortada – Y verte ahora mismo, y me gustaría que tú también me vieras desnudarme para ti – Y sintió como al otro lado del muro Noelia soltaba un pequeño gemido de excitación. – Y mirarte a los ojos mientras te tocas –

– Y a mí también me gustaría poder acariciarte – Respondió Noelia en un susurro mientras el sonido del video llevaba a la pareja de amantes virtuales a lamerse y besarse con pasión. Y notó como su vecino subía el ritmo de su respiración y lo imagino masturbándose para ella.

– Creo que me voy a correr – exclamó él en un grito medio ahogado y atropellado por la excitación de aquella situación. – ¡Aún no, pidió ella, aún no, aguanta! – y su cuerpo hizo el resto para acercar el orgasmo – Aguanta – gimió mientras tensaba su cuerpo y arqueaba la espalda.

Y la espalda de Daniel golpeó el cabecero de la cama mientras sintió como todo él se estremecía al acabar, y Noelia no pudo más y aquel gemido, y aquel ¡Joder! delató que ella también se había corrido. Los dos disfrutaron de aquel primer momento de intimidad en semanas.

Y ahora fue Noelia la que se echó a llorar.

Nota del autor: A todas y todos los que seducen cada día mi mente en este lado de Twitter. Gracias a @XiuxiuejantL por las bonitas palabras que me dedica, a @CaraBdelaCaraA1 por las charlas compartidas mientras se escribía esta historia. Y a @Erikalust por su porno

@NoeliaMedina94 aquí tienes humildemente el personaje que te debía. Espero que tod@s lo disfrutéis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *